– el Hambre Vecino –

espiará tras mis cortinas.

el Ojo implAcAble

_________acechante silencioso,

desde el J a r d í n S e c r e t o

d e P a p e l e s P i n t a d o s,

intentando OLER un poco

de mi Calefacción Interior.

Más no conseguirá, NO!

que me doble en MiL pedazos

de Cristal Arrugado ,

que dormiré una siesta

– e t e r n a –

de Erizo Circunspecto.

_

Y seré una bola

de algodón Feliz-Triste

Relleno de paciencia.

<br>

<br>

y en su centro estaré a salvo de todas las envidias.