Cada vez que te quiero
vierto un vendaval.

No me hagas reir
que me siento débil.