Tenía Erizos en mis vellos y se me erizan los recuerdos.

Tengo Erizos, sólo Erizos, que siempre se sientan antes que yo en mis asientos.

Y después descubrí un erizo en mi oído, perdido en su laberinto.

Que de lo que oía aprendió a reproducirse muy rápido. Y aprendían.

O casi sin saber me crecieron en la piel. Y me hacían coraza por fuera (y por dentro).

Malditos-estáticos-soldados-defensores-de lo blando.

Mañana lloverá, saldrán los caracoles.

Los erizos se distraerán en su primavera de broma. Persiguiéndoles.

Y yo aprovecharé para librarme de todos y salir corriendo.

Hasta que encuentre un puercoespín que me enamore…Quiero poder dejarme acariciar hasta que me excite.

Y cuando se erice, maldita sea, sólo podré salir otra vez corriendo.

El laberinto Interior

Un Blog de Poesía Breve. O algo.

Posts Más Vistos

Mi twitter dice cosas que no entiendo

Archivos

octubre 2015
L M X J V S D
« Feb    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Deja un comentario

Comments feed for this article

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: